FINALIZO EXITOSAMENTE LA SEMANA DEL ESPUMANTE EN SAN RAFAEL

Luego de una espectacular semana llena de actividades, la Semana del Espumante en San Rafael llegó a su fin. Convocando a cientos de sanrafaelinos y turistas algunas bodegas fueron sede de maravillosos eventos que deleitaron a su público. Secretos del Monte ofreció su espacio para realizar el evento de apertura donde se degustaron las delicatesen de la casa y espumantes de Bodega Suter, Bodega la Abeja, Estancia Mendoza, Familia Camargo, Bodega Bournett, Murville, Goyenechea, Bodega Juri y Casa Bianchi. Para continuar, el día martes Complejo Turístico Ayum Elun ofreció a sus huéspedes una cata dirigida de Tierra de Espumantes y quesos. El día miércoles, Bodega Juri convocó alrededor de 100 personas a hacer un recorrido por la historia vitivinícola de San Rafael, de la mano de Enriqueta Zabala en “Huellas con Historia de San Rafael”, a esto se le sumó un show en vivo con un saxofonista, empanadas árabes y una preciosa odalisca que sorprendió a todos. El día jueves, Bodega Labiano inauguró “Arte con Alma de Vino” y fabulosa muestra de pinturas realizadas por el artista Andrés Canciani y barricas intervenidas por escultores de la zona. Ya cerca del final, el día viernes, Bodega la Abeja deleitó con su espectacular Chivo al tablón, evento en el cual alrededor de 150 personas pudieron disfrutar de vinos, espumantes, chivo libre y música en vivo. El cierre de esta espectacular semana tuvo lugar en la Cava privada de Vinos de Casa Bianchi con un grandioso concierto Ars Continua de folklore y barroco andino a beneficio de la Fundación Valentín Bianchi pro construcción de la Capilla Nuestra Señora de la Carrodilla. No podía faltar por supuesto la degustación de excelentes espumantes remiados para brindar por un excelente año de cosecha y éxitos para todos.

La Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael, como organismo organizador de esta llamativa idea junto con su equipo de trabajo anhelan que la repetición de la Semana del espumante en San Rafael año tras año sea un hecho hasta lograr convertirla en nuestra Fiesta Provincial.

10947501_10152268033532168_384098936_n

Degustación o cata >> CATA DESCRIPTIVA

Es la culminación de la cata en la que entran en juego los sentidos en relación a la fase visual, olfativa y gustativa. Consiste en describir con detalle y precisión las sensaciones percibidas en la cata, culminando en su calificación. 

La cata descriptiva o sensorial, en la cual se ponen en juego todos los estímulos provocados por los órganos sensoriales para apreciar un vino, distingue tres fases: Visual, Olfativa y Gustativa.

Degustación o cata >> CATA ANALÍTICA

En esta segunda fase de aprendizaje se intenta comprender el dominio del sabor y el olor con la constitución del vino. Se desarrollan los ensayos añadiendo a un vino base diversos contenidos, por ejemplo de alcohol, glicerina, ácido acético, etc. y ordenar, de menor a mayor concentración, dichos vinos.

Degustación o cata >> CATA TEÓRICA

Es considerada como el estudio de los componentes gustativos en relación a la anatomía de los sentidos definiendo los principios de percepción de los sabores elementales (dulce, ácido, salado y amargo). Estas catas se desarrollan por adición de diferentes sustancias en agua a diferentes concentraciones para ir educando exclusivamente el sentido del gusto.

Degustación o Cata

Se concibe a la degustación o cata de vinos como una acción física que, utilizando los sentidos del tacto, vista, olfato y gusto permite definir un conjunto de impresiones y sensaciones buenas o malas con relación a un brebaje en particular.

Esta actividad es una operación mas subjetiva que objetiva. Debido a esto es necesario determinar ciertos pasos y reglas que permitan traducir las impresiones sensoriales en valores y cantidades comprobables para poder, de esta manera, orientar la definición de un vino. 

Previo a la cata, como actividad inicial es necesario realizar una buena lectura de la etiqueta observando la variedad, el contenido de alcohol, año de cosecha y certificación de origen para formarnos una primera impresión del vino. Algunos prefieren no realizar esta operación para no predisponer los sentidos. 

Proceso del vino >> AÑEJAMIENTO DEL VINO

A diferencia de otras bebidas, se dice que los vinos están “vivos”, presentan etapas de juventud y vejez en las cuales sus notas son variables. Durante su añejamiento, es decir, el proceso que transcurre desde una vez elaborado hasta su consumo, el vino es cuidado de una manera especial para personalizar su bouquet. Existen diversos métodos artesanales, tradicionales o industriales que utilizan grandes piletas de epoxi, tanques de acero inoxidable, botellas, grandes toneles y barricas. Estos últimos aportan un toque especial que no logran los otros.

Los celtas fueron quienes comenzaron a almacenar en barriles el producto de la uva. Si bien actualmente la madera más utilizada es la del roble, a lo largo de las centurias se hicieron muchas pruebas con diferentes especies de árboles. Se usó, y aún se emplea en algunos establecimientos italianos, el castaño. En nuestro país se experimentó con sauce, acacias y algarrobo. Incluso, durante la colonia se resguardó el vino en grandes contenedores de cuero.

El roble se reconoce como la mejor madera porque a través de sus poros hay un intercambio gaseoso y se producen fenómenos de polimerización y una pequeña oxidación. Gracias a esto, mejora o cambia fundamentalmente de color y sabor. Produce, durante la guarda en estos barriles leves cambios de color violáceo en los tintos y amarillentos leves en los blancos.

Proceso del vino >> VINOS FINOS BLANCOS – TEMPERATURA DE FERMENTACIÓN

Dentro de las posibilidades hay que mantener la temperatura de fermentación alrededor de los 20ºC , ya que si la fermentación se realiza a temperaturas elevadas es posible que se eliminen una parte de los aromas. Fermentando a temperaturas bajas se produce una mayor cantidad de glicerina, la cual le comunica redondez al vino haciéndolo amable. La glicerina a su vez enmascara el gusto amargo, los cuales son muy frecuentes en los vinos blancos secos contribuyendo a conservar los aromas y los perfumes del vino. La fermentación maloláctica no la utilizan aquellos que prefieren el sabor frutado en el vino.

 

Proceso del vino >> VINOS FINOS BLANCOS – VINIFICACIÓN

A diferencia de los tintos, tras el prensado tiene lugar la separación de mostos o “desvinado”. La pasta con el hollejo y el raspón se traslada a “jaulas” y se deja que el zumo vaya escurriendo lentamente por la fuerza de la gravedad o por una ligera presión. “Mosto yema, de flor o lágrima” son los distintos apelativos que reciben estos primeros mostos que son los de más calidad, finos y ligeros, aromáticos, suaves y afrutados. Los mostos flor obtenidos de forma estática, es decir, por gravedad, deben ser adicionados con anhídrido sulfuroso con el fin de retrasar una fermentación que surgiría espontáneamente, debido al tiempo que deben permanecer escurriendo en contacto con el aire.

La pasta sobrante va recibiendo presiones crecientes conforme se va solidificando por falta de líquido. Los mostos “primeros”, “segundos” y “terceros” o “mostos de prensa”, producto de los sucesivos prensados, va perdiendo calidad. Cada uno fermentará por separado produciendo, lógicamente, distintos tipos de vino.

Al final sólo quedarán en la prensa los “orujos dulces o frescos”. Esta materia lejos de ser un deshecho, tiene varios aprovechamientos desde la producción de otras bebidas alcohólicas hasta abono.

Antes de entrar en la fase de fermentación, se procede al desfangado de los mostos, consistente en dejarlos reposar durante unas horas a fin de que las partículas sólidas suspendidas en ellos se vayan depositando, por decantación, en el fondo del depósito.

Proceso del vino >> VINOS FINOS TINTOS – DURACIÓN DEL ENCUBADO

Si se tiene en cuenta que se vinifica a temperaturas mas bajas que en las vinificaciones corrientes y que los vinos finos requieren un valor de taninos mas elevados, es conveniente que el tiempo de encubado sea mas prolongado para la mayoría de las variedades tintas, como el Merlot, los Cabernet, el Pinot tinto, etc.

Proceso del vino >> VINOS FINOS TINTOS – VINIFICACIÓN

El Vino Tinto se realiza a partir del mosto de uvas tintas fermentado junto con las partes sólidas de la uva (hollejo y pepitas). A diferencia con los blancos, la pasta resultante del estrujado, debe pasar por el proceso de “despalillado”, que consiste en separar el grano del raspón, con el fin de que durante la maceración necesaria para la toma de color, no se transmitan sabores herbáceos y amargosos de esta parte del racimo.

En los vinos tintos se llevan a cabo dos fermentaciones. La primera, denominada fermentación alcohólica o “tumultuosa” debido a la gran actividad que desarrollan en esta etapa las levaduras, los azúcares se desdoblan en alcohol con desprendimiento de anhídrido carbónico al tiempo que las materias colorantes del hollejo se disuelven en el mosto.

Es importante tener en cuenta la capacidad de las vasijas. Las mismas deben poseer una capacidad reducida, con el objetivo de poder gobernarlas con seguridad y en lo posible, metálicas, para poder así refrigerarlas a través de un cortina de agua.

Temperatura de Fermentación: con respecto a la temperatura de fermentación, la misma debe mantenerse entre 25º y 30ºC, siendo lo ideal 27ºC.